Barracones y banderas: dos detalles sobre el 22M

Pues sin mucho tiempo para investigar, la mejor “crónica” de lo que pasó en las marchas del 22M la encontré en los comentarios de amigos en la propia manifestación…

Llegué muy tarde a Atocha, hacia las 18.00, y atravesé la manifestación entera hasta aparecer por el otro lado, ya en Colón. La verdad es que no vi mucho o, quizá mejor, vi mucho de-lo-de-siempre (banderas, megáfonos, bloques…). De hecho le dije a un amigo: “¿pero no hemos vivido esto ya?” En fin, mirada obvia o imágenes obvias. ¡Menos mal que están los amigos para ir un poco más lejos!

M. me contó por ejemplo que había estado hablando con una mujer que iba con un grupito de gente que venía de un pueblo pequeño del que ahora no recuerdo el nombre. Al parecer, llevan años demandando una escuela en condiciones y lo único que han conseguido hasta ahora es que les construyan unos barracones. Su pancarta decía: “los barracones, para los Borbones”.

De pronto me pareció ver algo, ese detalle me daba qué pensar. Por lo general, nuestras pancartas y nuestros cánticos dicen cosas muy abstractas: “No a la Troika”, “No a la deuda”, etc. Pero en esa pancarta había una palabra referida un problema específico, singular y situado: “barracones”. Y esos barracones se conectaban a otra cosa, más general y abstracta: los Borbones, el emblema del régimen del 78 y tal.
Me pregunté si no podría ser más así, si no podríamos hablar más de nosotros y nuestras situaciones, partir de lo que nos preocupa e importa (cada cual tiene sus “barracones”), y desde ahí encontrar lo general, lo macro, lo abstracto. Llenar las manifestaciones de nuestra vida, lo que alguien por ahí llamó una “política habitada”.

Hablábamos en un corro de la gran cantidad de banderas en la mani, de la diferencia con las manis del 15-M. Y R. dijo: “una de las cosas que hay aquí es una conversación entre Madrid y su afuera, entre centro y periferia”. Se refería a que desde una mirada quincemayista madrileña las banderas son signos de “vieja política”: identidad y división, en lugar de anonimato, mezcla y confusión. Pero, ¿qué significan las banderas para la gente que viene de fuera, para alguien del SOC por ejemplo? El comentario de R. disparó entre nosotros una pequeña conversación sobre las banderas, las identidades, la autorreferencialidad madrileña y los márgenes. Resultaba bien interesante ver y pensar la manifestación como un diálogo, interno y tenso, de Madrid con su afuera.

Vale que esto no es una crónica, ni un comentario a una crónica. ¡No hice los deberes! ¿Pero no tiene que ver la crónica con ese trabajo de ver y escuchar lo que pasa, con ayudar a ver y escuchar a otros cuando parece que no hay nada que ver o escuchar? Hay una inercia que nos lleva a preguntarnos siempre “por lo que tiene que pasar”, “por lo que hay que hacer”. Por ejemplo: “¿cómo puede articularse políticamente la fuerza de las marchas?” Pero ver y escuchar lo que ya está pasando es lo que puede ofrecernos las claves y las pistas para pensar mejor qué se puede hacer al respecto. Y a veces lo que más nos ayuda a ver y escuchar son pequeñas historias o comentarios sueltos de amigos…

Anuncios

2 comentarios en “Barracones y banderas: dos detalles sobre el 22M

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s